Eeuu y china hoy

Relaciones Estados Unidos-China 2022

Resumen del país: El gobierno de la RPC aplica arbitrariamente las leyes locales, incluyendo la realización de detenciones indebidas y el uso de prohibiciones de salida a ciudadanos estadounidenses y de otros países sin un proceso justo y transparente conforme a la ley.

Los ciudadanos estadounidenses que viajan o residen en la República Popular China, incluidas la RAE de Hong Kong y la RAE de Macao, pueden ser detenidos sin acceso a los servicios consulares de Estados Unidos ni a la información sobre su presunto delito. Los ciudadanos estadounidenses en la RPC pueden ser sometidos a interrogatorios prolongados y a detenciones prolongadas sin el debido proceso legal.

Los extranjeros en la RPC y en la RAE de Hong Kong, incluidos, entre otros, empresarios, ex personal de gobiernos extranjeros y periodistas, han sido interrogados y detenidos injustamente por funcionarios de la RPC por supuestas violaciones de las leyes de seguridad nacional de la RPC. La RPC también ha interrogado, detenido y expulsado a ciudadanos estadounidenses que viven y trabajan en la RPC.

Los gobiernos de la RPC, la RAE de Hong Kong y la RAE de Macao no reconocen la doble nacionalidad. Los ciudadanos estadounidenses de la RPC y los ciudadanos estadounidenses de ascendencia china pueden ser objeto de un escrutinio y acoso adicionales, y los gobiernos de la RPC, la RAE de Hong Kong y la RAE de Macao pueden impedir que la embajada o el consulado general de Estados Unidos presten servicios consulares.

  Libreria aprende chino hoy

Noticias de China de hoy

Los programas de asistencia de Estados Unidos en China, ordenados por el Congreso, se centran en seis áreas principales: apoyo a los esfuerzos para proteger y preservar la cultura tibetana, y promover medios de vida sostenibles y la integración en el mercado de las comunidades tibetanas; creación de capacidad local en comunidades tibetanas seleccionadas para evaluar los problemas de gestión de los recursos naturales y sostener adecuadamente las opciones de medios de vida basados en los recursos naturales; avance de las normas y protecciones ambientales, y las reformas basadas en el mercado que apoyan el medio ambiente; avance del Estado de Derecho y los derechos humanos; hacer frente a la amenaza de las enfermedades pandémicas; y la prestación de asistencia y formación en materia de lucha contra las drogas a los homólogos chinos.

China Estados Unidos Taiwán

“Una relación duradera y predecible entre EE.UU. y China podría abrir un espacio para que Estados Unidos y Taiwán profundicen en sus lazos sustanciales. También podría reducir el riesgo para que otros países fortalezcan sus relaciones con Taiwán sin temor a verse arrastrados a una confrontación militarizada cada vez más intensa”, escribe Ryan Hass. Este artículo apareció originalmente en el Taipei Times.

Tuve el privilegio de tener la oportunidad de reunirme con muchos de los líderes y pensadores más importantes de Taiwán durante una visita de estudio en agosto. Un tema que escuché varias veces durante ese viaje fue que las malas relaciones entre Estados Unidos y China benefician a Taiwán.

  Libreria aprende chino hoy

A primera vista, empatizo con el argumento. Al fin y al cabo, existe un preocupante historial de dirigentes estadounidenses que negocian con Pekín pasando por encima de los dirigentes de Taiwán. Por ejemplo, el presidente Franklin Delano Roosevelt devolvió Taiwán a la República de China tras la Segunda Guerra Mundial. El presidente Richard Nixon sorprendió a los líderes de Taiwán con su visita a Mao Zedong en 1972. El presidente Jimmy Carter optó unilateralmente por normalizar las relaciones con Pekín y desreconocer a Taipei en 1979. El presidente Ronald Reagan también negoció un comunicado con Pekín sobre futuras reducciones de la venta de armas de Estados Unidos a Taiwán sin el apoyo de los líderes de este país. En otras palabras, los líderes estadounidenses de ambos partidos persiguieron intereses con China a expensas de Taiwán.

Noticias China contra Estados Unidos

Estados Unidos lleva al menos cuatro años librando una guerra económica de baja intensidad contra China, con una andanada tras otra de aranceles, controles de exportación, bloqueos de inversiones, limitación de visados y mucho más. Pero el objetivo de Washington en este conflicto siempre ha sido confuso. ¿Busca obligar a Pekín a realizar cambios concretos en su comportamiento o desafiar al propio sistema chino? ¿Proteger los principales intereses de seguridad o mantener la hegemonía por cualquier medio? ¿Reforzar a Estados Unidos o perjudicar a su principal rival? La regulación dispersa de Donald Trump y sus erráticas declaraciones públicas ofrecieron poca claridad a aliados, adversarios y empresas de todo el mundo. Las acciones de Joe Biden han sido más sistemáticas, pero los objetivos estadounidenses a largo plazo han permanecido ocultos bajo la opacidad burocrática y los tópicos cautelosos.

  Bazares chinos abiertos hoy cerca de mi

El viernes pasado, sin embargo, un denso documento normativo de una agencia federal poco conocida dio el mayor indicio hasta ahora de las intenciones de Estados Unidos. La Oficina de Industria y Seguridad (BIS) anunció nuevos límites extraterritoriales a la exportación a China de semiconductores avanzados, equipos de fabricación de chips y componentes de superordenadores. Los controles, más que cualquier otra acción anterior de Estados Unidos, revelan un enfoque único para frustrar las capacidades chinas a un nivel amplio y fundamental. Aunque se enmarca como una medida de seguridad nacional, el principal daño para China será económico, en una escala muy desproporcionada con respecto a las citadas preocupaciones militares y de inteligencia de Washington. El gobierno de Estados Unidos impuso las nuevas normas tras una consulta limitada con los países y empresas asociados, lo que demuestra que su afán por obstaculizar a China está muy por encima de las preocupaciones por las repercusiones diplomáticas o económicas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad