Guerra fria entre eeuu y china

China América

En 1949, el Partido Comunista Chino (PCC) arrebató el poder en la China continental al gobierno nacionalista y declaró la fundación de la República Popular China (RPC). El gobierno nacionalista evacuó la administración de la República de China (ROC), como se llamaba, a la provincia insular de Taiwán, impugnando el poder del PCC en el continente. Estados Unidos y otros gobiernos siguieron reconociendo durante algún tiempo a la República de China (ROC) como el gobierno de toda China.

Durante veintidós años (1949-1971), Estados Unidos intentó perturbar, desestabilizar y debilitar al gobierno comunista de China. Washington creía que la RPC (en adelante, “China”) era una potencia agresiva y expansionista que amenazaba la seguridad de sus vecinos no comunistas.

[amazon bestseller="ropa"]

Estados Unidos animó a sus aliados a abstenerse de entablar relaciones diplomáticas con China. Estados Unidos prohibió a los estadounidenses visitar China. Estados Unidos cortó el comercio y orquestó un embargo internacional a China.

Guerra China-Estados Unidos

La Administración Trump declaró a China un competidor estratégico y una potencia revisionista. Escaló una guerra comercial a un enfrentamiento frontal con China. Algunos expertos lo calificaron como una nueva Guerra Fría entre EEUU y China. Ambos países están experimentando una dramática transformación. Sus destinos determinarán el curso y el resultado de la emergente rivalidad entre Estados Unidos y China. Este artículo sostiene que, si bien el compromiso se define ahora por intereses competitivos, la profunda interdependencia sigue sustentando la relación bilateral. Aunque no existen precedentes que guíen la competencia económica y geoestratégica entre las dos mayores economías, profundamente entrelazadas, y superpotencias fuertemente militarizadas, EE.UU. y China deben encontrar un cierto equilibrio de intereses entre sí y evitar una confrontación violenta que no sirva a los intereses de ninguno de los dos. Este nivel de compromiso requiere visión y flexibilidad. Con una fuerte interdependencia económica, la existencia de un orden institucional internacional, una confrontación ideológica limitada y la capacidad de un segundo ataque nuclear, los líderes de ambos países no tienen más remedio que encontrar la manera de gestionar su competencia y seguir comprometiéndose mutuamente. Los autores concluyen que cuanto más fuerte sea China, más difícil será para Washington obligarla a retroceder. Arrinconar a la RPC es la forma de hacer que China sea aún más fuerte. Así que podría causar consecuencias más graves para ambos países.

  Guerra de japon y china

Las relaciones entre Estados Unidos y China

Este artículo pretende ofrecer un marco para conceptualizar la rivalidad entre China y Estados Unidos. Sostiene que, aunque la rivalidad entre China y EE.UU. se distorsiona para convertirla en una analogía de la Guerra Fría, debe entenderse como una competencia interna entre dos capitalismos diferentes. Teóricamente, el documento se inspira en la perspectiva de la teoría del sistema mundial sobre los “ciclos de hegemonía” y en el debate Kautsky-Lenin sobre las relaciones entre los capitalismos. El nexo causal de ambas teorías explica que la rivalidad entre China y Estados Unidos se encuentra en una nueva fase de los ciclos de acumulación de capital, y que la cambiante dinámica competitiva de China, dirigida por su modelo de capitalismo de Estado, ha generado un efecto desventajoso sobre la hegemonía de Estados Unidos. La conclusión del artículo es que la competencia entre China y Estados Unidos marcará la trayectoria del orden mundial en las próximas décadas.

  Guerra taiwán china

El objetivo de este artículo es contribuir al debate mundial sobre cómo conceptualizar y analizar la actual rivalidad hegemónica entre China y Estados Unidos. El artículo comienza con la discusión de la teleología de la Guerra Fría, que la política estadounidense ha aplicado como una táctica política y de creación de alianzas útil para justificar su competencia global con China, una analogía con la segunda “Unión Soviética” (McFaul 2020Mcfaul, M. “Cold war lessons and fallacies for US-China relations today”. The Washington Quarterly 43, no. 4 (2020): 7-39. doi: https://doi.org/10.1080/0163660X.2020.1850406https://doi.org/10.1080/0163660X.2020.18…

Guerra fría años 80

Lo que comenzó como una guerra comercial por las políticas económicas injustas de China ha evolucionado a una llamada guerra fría impulsada por ideologías diferentes. Las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y China cayeron en picado en 2018 cuando la obsesión del entonces presidente estadounidense Donald Trump por el déficit comercial le llevó a imponer aranceles punitivos a China. A los aranceles les siguieron restricciones tanto al acceso de China a productos estadounidenses de alta tecnología como a las inversiones extranjeras que implicaban problemas de seguridad, así como acusaciones de prácticas comerciales chinas desleales.

  Guerra taiwán china

A pesar de las súplicas de la comunidad empresarial estadounidense para que se alivien las tensiones, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha ampliado hasta ahora las políticas de su predecesor reforzando las alianzas antichinas y aplicando más sanciones. Biden caracteriza ahora el conflicto entre Estados Unidos y China como “una batalla entre la utilidad de las democracias en el siglo XXI y las autocracias”.

Pero la lógica en la que se basó la guerra comercial de EE.UU. era errónea, y las restricciones más recientes, de carácter político, son contraproducentes, dadas las perjudiciales consecuencias económicas a largo plazo para ambas partes. No obstante, hasta la fecha ha habido pocos indicios de que Biden vaya a cambiar de rumbo. Mientras tanto, los europeos pueden estar en mejor posición para entablar conversaciones productivas con China en materia de política económica.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad